Un Domingo por la mañana

¡Mira que se pueden hacer cosas un Domingo por la mañana o, mejor dicho, que se pueden dejar de hacer!

Pero lo cierto es que los Domingos por la mañana existen y están llenos de una actividad frenética si la comparamos con la quietud que se les presupone. Acaso algo más saludable y más placentera, eso sí. Por ejemplo, los Domingos por la mañana se puede y se debe cantar. O se puede y se debe escuchar la radio, sin ir más lejos, o, mejor dicho, si se quiere ir bien lejos. O ambas cosas a la vez. O, mejor aún, se puede ir a cantar a la radio...

No hay mejor momento, ni más comprometido, que el de entrar en contacto con varios cientos de miles de oyentes en cualquiera de los lugares donde ellos se encuentren y con el más que leve vínculo del sonido. Radio Nacional de España, y fundamentalmente Carlos Santos, nos ofreció ese privilegio el Domingo 26 de Julio 2015.

¡Muchas gracias por hacernos presentes en tantos sitios que ni siquiera podemos imaginar que existen! ¡¡Viva la Radio!!

Añadir nuevo comentario